Top 5 de errores garrafales en la red social Instagram (parte 2)

Lo sabemos: esperabais la parte 2 de nuestro artículo como ansiais ver el último capítulo de Juego de Tronos a volumen 60. ¡Lo sabemos! Tras sacarle los colores de más de [email protected] con la primera parte del artículo “Top 5 de errores garrafales en la red social Instagram”, hoy nos hemos puesto de nuevo el traje de vengadoras del infierno (en inglés Hell´s Avengers) para regalaros otra tandita de dramas visuales y textuales que tenemos que sufrir los que os seguimos por amistad, compromiso o simplemente para redactar artículos como este que hoy nos ocupa… A estos últimos gracias por mostrarnos una y otra vez lo que nunca se debe hacer en una cuenta de Instagram.  

Enlaces que no valen para nada O K ASE

Os lo vamos a decir una vez más porque nos da que la cosa no está quedando del todo claro: ese enlace que estáis metiendo con calzador en el texto que acompaña vuestra foto de Instagram NO SIRVE PARA NADA. No sólo NO funciona sino que ni se activa ni queda bonito, y en Instagram lo que no queda bonito NO MOLA.

Si las grandes marcas como Nike, Mango, ZARA, Sephora o Adidas hacen el famoso “link in bio” es por algo así que aplicaros el cuento y haced las cosas como se tienen que hacer indicando en vuestros textos que el link en cuestión está en vuestra bio de Instagram y no en el texto. ¿Que queréis meter un enlace sí o sí en vuestra publicación? Dejaos los duros en una promoción como todo hijo de vecino y ¡voilà!

Equivocarte con el orden de los Grids y liarla muy parda

Bien usados, los grids (fotos grandes formadas por pequeñas mini fotos) son uno de esos recursos que harán que vuestras cuentas de Instagram sean un poco más top. Eso sí: siempre y cuando no la cagueis con el orden de las fotos que deben componer ese puzzle visual tan bonito.

En Zinkfo hemos sentido mucha (MUCHÍSIMA) penita por organizaciones, entidades y compañías nacionales de relevancia que la han liado muy parda con el orden de los grids y que han convertido su muro global en una extraña y picassiana experiencia visual. Por favor, tened consideración con nosotras y haced las cosas bien. 

Volverse “creisi” con los «cutre hashtags» 

Los filtros de Instagram y la alta calidad de las cámaras de los móviles en el modo “autofoto” (aka “selfie”) ha hecho que la belleza se os haya colado en el hipotálamo y os sintáis más Beyoncés que nunca. Lo aplaudimos.

Todo el mundo es bello. ¡TODO EL MUNDO! Eso sí, en nuestra humilde opinión de agencia experta en redes sociales, no hay nada más lamentable que subir una foto tipo selfie o “posado robado” con hashtags del tipo: “beautyboy” o “sexygirl”. De verdad… no caigais en estas cosas tan chungas #PARFAVÁ.

No permitir comentarios de los usuarios en vuestras páginas de empresa

Desactivar la posibilidad de que un usuario pueda dejar un comentario en una página de empresa hace que la imagen que dicha persona tenga sobre la misma baje de manera brutal.

El pensamiento es el siguiente: “si no me dejan escribirles para hacerles una crítica por un mal servicio o para darles las gracias por su excelente equipo humano es porque realmente mi opinión le importa un bledo”. Esto es MAL. Esto es MUY MAL.

Aunque muchos (y aquí nos dirigimos a ti, [email protected]) os hacéis vuestros perfiles de marca para potenciar el branding de vuestra empresa, lo cierto es que esta utilidad tiene validez en un 30 por ciento. Las redes sociales (todas) son -en un 80 por ciento- un canal de atención al cliente y hay que saberlo o desaparecer, pero nunca bloquear ni callar a nuestro cliente (ya sea real o potencial). 

Seguir la estrategia de «la no estrategia”

Salvo en casos muy concretos (que suelen ir ligados a la inversión en promoción), todo en redes sociales va ligado a una estrategia que busca conseguir objetivos concretos como: aumentar el branding de la empresa, potenciar un servicio, captar clientes, fidelizar… Creer que yendo a lo loco conseguiremos dichos objetivos es lo mismo que pensar que tragando saliva se te quita la sed.

¿Nuestro consejo? Dejar de hacer las cosas a la ligera, invertir tiempo en preguntaros qué es lo que realmente queréis que la gente capte de vuestra marca y sobre ello dar forma a una estrategia global que sea consecuente en texto, imagen, tono y cuidado por el usuario.

En Zinkfo ofrecemos paquetes de contenidos (texto, foto, vídeo y un largo etcétera) a las empresas que cuentan con un gestor de redes in house pero que carecen de contenido visual potente. Si es tu caso, no dejes de ponerte en contacto con [email protected] en [email protected].

Compartir:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin