Pros y contras de Mailchimp, la plataforma de email marketing más conocida

Aunque el mundo avance a pasos agigantados con esto de los viajes espaciales, el rastreo facial y ocular y los robots (cada vez más autónomos), hay algo que seguirá creciendo más y más entre los primates que poblamos la tierra: el email. Si bien es considerado por muchos “una antigualla de los boomers” (aka los viejales post segunda guerra mundial) no hay negocio ni profesional que no use una cuenta de correo como parte de su rutina. Si a ello sumamos, además, que el aumento de la venta gracias al email marketing es un HECHO, pues ahí lo llevas. Ni Elon Musk ni pamplinas espaciales, si tienes un email TIENES EL PODER. 

Amigo, amiga y amigue de la sandía, toma nota porque el asunto del email marketing es de relevancia: por cada dólar que se invierte en email marketing hay un retorno de unos 42 dólares de media. ¿Mola, no? Claro que mola, por eso hoy venimos a hablar de los pros y los contras del que es (por excelencia) el madafaka mundial de las plataformas de email marketing: Mailchimp (aka “chimpín” para las sandías).r

Eso sí, antes un poco de historia. Niños y niñas, prestad atención a la clase: 

 

¿Qué es el email marketing y por qué tendrías que probarlo con tu marca?

El email marketing o “marketing por email” no es más que el uso del correo electrónico a través de plataformas especializadas para promocionar eventos, productos o servicios de tu marca. Una forma ideal de llegar a tus clientes ofreciéndoles información exclusiva, ofertas, consejos, tips o hasta regalos (gracias a los concursos promocionados en redes sociales). 

Es más: ¿sabías que hoy por hoy es una de las herramientas de marketing digital más rentables y con mejor tasa de conversión? Y es que ya te lo decía tu padre: “hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo, escribir un libro y apostar por el email marketing en su estrategia de marketing digital” 😛✌🏼

La oferta de plataformas para enviar emails masivos capaces de mantenerse fuera de la garras de las carpetas de Spam es grande, sin embargo a las sandías siempre nos ha tirado Mailchimp, plataforma que usamos – incluso- desde antes de fundar nuestra empresa allá por el año 2011. Una historia de amor (Zinkfo ❤️ Mailchimp) llena de ventajas que no quita que – como en cualquier relación de amor adulta y asentada- seamos conscientes de las numerosas desventajas con las que convivimos.

¿Quieres saber más? Vamos a por ello:

Pros de Mailchimp

Es gratuito

El principal gancho que tiene Mailchimp para los menos duchos en este asunto del email marketing es precisamente esa gratuidad. Una gratuidad que (como veremos en el apartado de desventajas) tiene sus limitaciones. Tú toma nota: siempre y cuando no superes un listado de 2.000 contactos, tu cartera no sufrirá y se beneficiará de todas y cada de las funcionalidades que la plataforma ofrece. 

Evita que tus emails lleguen a Spam

Que dios abriera las aguas fue un milagro pero ¿no es más milagro aún que hagas un envió a 10.0000 contactos y que no entre ni uno en la carpeta de spam? Hombreeeeee, no hay color. 

Sí, querido-querida-queride, lo bueno de Mailchimp (y de otras plataformas de email marketing igualmente punteras aunque más pequeñas) es, precisamente, evitar que tus emails se vayan a las carpetas de spam de tus clientes y eso es oro. 

Se puede compartir en RRSS

Mailchimp, consciente del peso que tienen las redes sociales en tu vida y en la de tu cliente, ha integrado una funcionalidad que te permite compartir en tus redes sociales el diseño de newsletter que envíes a tus clientes. De esta forma no solo ganas “clase” entre tus seguidores (porque mandar newsletters bonitas y completas da caché) sino que tendrás mas gancho entre los clientes potenciales por eso de compartirles un contenido diferente y molón. 

Un editor fácil e intuitivo

Según vamos consultando con nuestros clientes y amigos, uno de los puntos que hace que sean todavía muchos/as/es los que aún no se han pasado a esto del email marketing es el miedo a enfrentarse a “no saber por dónde empezar” con el diseño. Fuera dramas y deja los lloros para cuando veas Los Puentes de Madison porque lo de hacer diseñitos molones en Mailchimp es coser y cantar. 

En Mailchimp no sólo puedes elegir entre plantillas vacías (de diferentes estilos) que se rellenan con los módulos que tu quieras y elijas (fotos, vídeos, títulos, texto, módulo para tus redes sociales), sino que el sistema te da plantillas ya hechas (para otras marcas “fake”) que solo tienes que modificar con tus fotos, textos y colores. 

Además, y para rizar el rizo, puedes personalizar los emails de forma automática para que lleguen personalizados (por nombre) a cada no de tus miles de contactos. Se acabó eso de hacerlo manual… Bye-bye dramas. 

Se puede integrar en tu web 

Una de las cosas que mejor ha sabido hacer Mailchimp es integrarse con las páginas web normales y con las de venta online para que los emails que te dejan en tu site se organicen perfectamente en las listas de contacto que asignes.

Eso sí,  para esta tarea te recomendamos (y mucho) que cuentes con el saber hacer y la experiencia de un programador que controle tanto la plataforma de envío de mail, como los entresigos de las páginas de código abierto (como WordPress, Woocommerce, etc)

Tiene una versión móvil muy top

Cuando tenemos una empresa, un proyecto o una marca personal, nuestra vida discurre en un 50% [email protected] frente al ordenador y en un 50% en un teléfono móvil. Este dato fue determinante para que Mailchimp lanzara su app móvil para iOS y Android. 

Una app sencilla  muy intuitiva que te permite acceder a tu cuenta para ver tus campañas, reenviar correos, ver informes de tus envíos o incluso crear una página de destino sencilla y con un solo clic. Super top. 

Reportes y monitorización útil y fácil de entender

¿Te gustaría saber dónde hace clic la gente en tu newsletter, quién se da de baja o qué contacto ha abierto el mailing? Pues todo esto – y algunas cositas más- son posibles con la función “Reports” de Mailchimp. Una funcionalidad sencilla de entender y de interpretar que te dará información útil de cómo van funcionando tus campañas. 

Contras de Mailchimp 

La plataforma está en inglés

Do you speak english? Si la respuesta es NO 👉🏼 Houston, tenemos un problema. Y es que no todo podía ser luz, fantasía y color en esto de Mailchimp. Ahí llevas el primer problema: en esta plataforma de email marketing todo – y absolutamente todo- está en inglés. Así que si no dominas (de forma básica, al menos) el idioma de Shakespeare, quizás deberías buscar otra alternativa en la que el castellano sea una opción.

Si aún así quieres probar, puedes consultar tus dudas haciendo clic en esta página que Mailchimp sí que decidió traducir en la que te dan consejos de uso, etc.. 

Pasado el modo freemium, es una herramienta cara

¿Gratis, no?  Pues fliparás como llegues a superar los 2.000 contactos. Sí, porque los precios de Mailchimp surgen de la tierra como gusano de Arrakis una vez que tu contador de emails está cerca de esa cifra apocalíptica. 

¿Y de cuánto money hablamos? Pues de precios menos meteóricos en base al total de contactos que tengas o vayas teniendo (a más contacto, más precio). Aquí tienes un aproximado 👇🏼

Su interfaz no es del todo intuitiva 

Qué lejos queda ya ese Mailchimp de los inicios en el que todo era blanco y en botella (en inglés, pero blanco y en botella). No sabemos muy bien por qué, pero lo cierto es que la marca apostó por darle un cierto toque minimalisma a su interfaz que la ha hecho bastante complicada para los nuevos usuarios. 

Por tanto, y para que no haya dramas con esto, nos hemos propuesto haceros un artículo tope gama de molón sobre este tema en los próximos meses para que este drama sea más llevadero y os anime a lanzaros a la aventura del email marketing. 

Cada vez más complicado organizar los contactos

Esto es, como dirían los ingleses, un pain in the ass (un coñazo, hablando claro y pronto). Otra de esas cosas que nadie entiende es por qué volcar tus contactos en la plataforma es tan fácil y organizarlos taaaaan complicado. 

Si  estás en ese punto de tu vida empresarial, te has arrancado ya los pelos de la cabeza y estás al borde del llanto,  escríbenos que en Zinkfo sabemos cómo organizar tus emails para que queden bien segmentados y bonitamente ordenados por listas. 

Limitaciones de diseño 

Aunque el editor gráfico de Mailchimp es, como te decíamos anteriormente, fácil e intuitivo, la realidad es que se queda limitado y cortito cuando ya conoces bien la herramienta y quieres ir más allá. 

¿Esto es un problema? Para nada, simplemente te lo comentamos porque lo hemos vivido. ¿Cómo salvamos esas carencias? Trampeando (como nosotras decimos) con Illustrator o Canva for Business. Sí, prometido: haremos también un artículo de “cómo trampear los diseños de Mailchimp”. 

En Zinkfo somos expertos en crear plantillas en Mailchimp y en gestionar tus contactos y campañas. Si quieres que te contemos más, puedes escribirnos y te lo contaremos todo, todo y todo. 

 

@MadammeRox

@MadammeRox

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Otras Noticias Fresh

Envíanos un mensaje