Tu empresa en Internet: dónde estar y cómo

Tu empresa tiene que estar en Internet. Sí, aunque sea con una mera página corporativa de presentación y referencia. Con un email y un número de teléfono como mínimo, para que tus potenciales clientes puedan contactar contigo. Si pierden tu tarjeta de visita, si la tienen y quieren saber algo más de tu negocio, si están pensando en probar tus productos… Ya nadie mira en las páginas amarillas: Google es la guía. Y, si te buscan, hay que estar.

Qué es bueno, malo y regular según la red social que uses

La Red ha cambiado los hábitos de consumo de la sociedad actual de una forma asombrosa: Piensa en cómo consumes ahora información, ocio (juegos, películas), cómo te comunicas…

La publicidad tal y como la conocíamos está en recesión: Ha entrado en vía muerta. Al usuario de Internet la publicidad le molesta y la rechaza. Las marcas, las empresas tienen que buscar otra forma de llegar a esos potenciales clientes. ¿Cómo?

Muchos han entendido que hay que estar en Internet para vender, que hay que tener una web, un blog, un Facebook, un Twitter, un Flickr y un casitodoloqueseasocial.

Y ya. Han dejado de pensar, están en todas partes y no acaban de estar en ninguna porque una vez que tienen todo eso descubren que el esfuerzo que exige mantenerlo es brutal, diario, constante y creativo. Profesional.

No está mal entender el potencial de la Red. En absoluto, pero lo que hay que comprender también es que ese potencial hay que saber usarlo en favor de la marca y no a todas las marcas les va bien lo mismo… Cuidado: Incluso puede ser contraproducente, repercutir negativamente en la reputación de tu empresa y suponer inversiones inútiles sin retorno.

Antes de lanzarte a crear tu personalidad en Internet (es decir, antes de abrirte una simple cuenta de Facebook) has de empezar a pensar en qué objetivos quieres alcanzar con esas nuevas herramientas que proporciona Internet y que, efectivamente, bien usadas, dan grandes resultados. Párate y analiza:

  • Estudia bien cada herramienta, cada medio que quieras usar. Seguro que cuando empezaste en tu sector conocías a la perfección dónde te movías, pues lo mismo pasa en Internet. Tienes que conocer para qué sirve cada red social.
  • A tu medida. Si quieres tener una presencia social porque quieres llegar a nuevos clientes, analiza cuál de ellas se adapta mejor a tu empresa y a tus objetivos.
  • Define una guía de estilo para cada una. Ten siempre a mano unas pautas en las que basarte para participar, unas pautas que estén alineadas con los valores de tu empresa y no te lleven a callejones sin salida o a situaciones comprometidas. Es mejor no escribir algo que luego tener que borrarlo…
  • Diseña una estrategia de contenido. Para ganar notoriedad en redes sociales y captar nuevos seguidores (potenciales clientes) tienes que aportar y tus aportaciones tienen que ser relevantes: Creativas, novedosas, interesantes, divertidas, llamativas o útiles. Eso no sale porque sí. Hay que pensar bien y trabajar mucho el contenido que se crea y se comparte en cada una de las redes. ¡Y, ojo, no debe ser el mismo!
  • Sé constante. No basta con abrir un blog (o un Twitter, Facebook…) y escribir las tres primeras semanas. Una red social abandonada que no se actualiza en meses da una imagen pésima. No hace falta hacer posts cada día, puede ser uno a la semana, pero hay que ser constante.
  • Dibuja un calendario. Pon por escrito en una agenda tu estrategia, qué harás cada día, repártelo poco a poco y verás que puedes administrarte el trabajo y mantener con calidad las redes sociales de tu empresa.
  • Cuida a tus seguidores. Responde a sus comentarios, sus emails y sus tweets, comenta sus fotos y estados, ayúdales sin pedir nada a cambio, te lo agradecerán con creces. Y tu ROI lo notará.
  • Mide, calcula, observa. Tienes que hacer un seguimiento cuidadoso de tu presencia en Internet y cada cierto tiempo analizar esos datos, ver cómo se traducen en objetivos o en cambios de estrategias, en nuevos planes de contenido, nuevas herramientas…
Puede parecer duro y lo es: En Internet nada es gratis. Hasta lo gratis exige un esfuerzo. Pero si te implicas y crees en el medio, puedes conseguir grandes cosas para tu negocio por muy poco. ¿Te atreves a intentarlo? 

Un abrazo,
ZinKfo, Agencia de Marketing de Contenidos 3.0
www.zinkfo.com
www.facebook.com/ZinKfo
twitter.com/ZinKfo
@evaevisima

@evaevisima

Periodista de vocación y formación. Especialista en SEO y estrategias digitales. Socia fundadora de la Agencia de Marketing de Contenidos, ZinKfo.com. Born in Galicia y residente en Mallorca. Hiperactiva, creativa y happy ;-)

Compartir:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Otras Noticias Fresh

Envíanos un mensaje