Elementos claves para que tu vídeo sea TOP en redes sociales

Elementos claves para que tu vídeo sea TOP en redes sociales

 

Al gran público le gusta la imagen en movimiento y esto es una verdad como un templo, aquí y en la China popular. Esto es “tan así” que Facebook (y por ende su hija guapa -Instagram-) lo han colocado en el Olimpo de los dioses del Social Media desde hace ya más de un año.

¿Motivo? Su poder de atraer, captar, fidelizar usuarios en un tiempo mucho menor del que nos exige una buena foto o un artículo interesante. Así, de ser un producto al que (por costes) sólo podían acceder las grandes marcas, el vídeo es -hoy por hoy- uno de los servicios más demandados en las agencias especializadas en marketing de contenidos y marketing online (yes, agencias como Zinkfo).

No, no os vengáis arriba en modo loco porque la receta perfecta que nos indique cómo hacer vídeos virales no existe, ya os lo hemos dicho en anteriores entregas de la sandía sabionda (eso es algo que dependerá -como el SEO- de infinidad de factores y de hacer “lo que toca en el momento que toca”). Eso sí, dado que son diversos los elementos que pueden hacer que tu vídeo sea mucho más efectivo de lo que esperabas, hoy sacaremos brillo a los más básicos para que se conviertan en tu padrenuestro a la hora de pedir un vídeo a tu agencia de cabecera. Objetivo: tener un vídeo solvente y top en redes sociales. ¡Vamos a ello!

Una duración adaptada al medio

Aunque pueda parecer que lo complicado es hacer un pieza audiovisual larga, lo cierto es que la principal dificultad reside en la capacidad de condensar todo aquello que queremos contar en una pieza que no supere los 30 segundos. Es más, ¿sabías que -según los expertos- el vídeo perfecto para redes sociales no debería superar los 10 segundos? Sí, lídia con eso. Respira y sigue leyendo cuando haya pasado tu particular minuto de reflexión.

Si queremos que nuestros vídeos funcionen bien en redes sociales tenemos que apostar por piezas cortas y no, no tienen por qué ser de 10 segundos (esta duración deberías aplicarla, eso sí, en los  vídeos que tengan como destino una promo de Facebook o Instagram porque – aquí sí- la prueba de que funcionan mejor es indiscutible). Con un vídeo de unos 35 segundos podemos conseguir resultados geniales.

El truco residirá por tanto en trabajar bien la temática y el guión con todo aquello que queremos que aparezca y materializarlo al gusto. Si no te ves capaz de hacerlo (porque, siendo sinceros, requiere de creatividad) siempre puedes contratar el servicio de guión a una agencia especializada.

Riqueza de los planos

Cuanto más rico en planos sea nuestro vídeo mucho más digerible, curioso, llamativo y atractivo será para nuestros usuarios. Si bien no hay que ser Steven Spielberg, sí te recomendamos que veas qué se está haciendo en el mundillo (a nivel planos, ideas de encuadres, etc) para que luego puedas optar por unas ideas de planos o por otras.

Basta con poner un estabilizador para móvil (tipo el DJI Osmos Pro) a un buen smartphone para que puedas captar imágenes en movimiento con ciertos toques profesionales que luego, en la edición, se pueden pulir con transiciones, música, etc.

La magia de los subtítulos

¿Te has fijado en que los vídeos se reproducen de forma automática en Facebook e Instagram sin necesidad de que tengas que clicar al triangulito de Play? Esto no sólo facilita la vida al usuario (que evita tener que tocar la pantalla) sino que aumenta exponencialmente las visualizaciones de nuestro vídeo.

Aunque en este punto puede parecer que todo es luz, color y fantasía, la realidad es que esta funcionalidad implica una mayor calidad en la imagen (para evitar que los usuario se aburran ante tanta demanda, hagan scroll y digan “bye-bye” a nuestro vídeo) y la aplicación de un elemento crucial en todos aquellos vídeos en los que haya una voz en off o actores en cámara: los subtítulos.

Da igual que la voz o los figurantes hablen en el idioma de nuestros usuarios o en otro diferente. El objetivo es que la reproducción automática de dicho vídeo no sirva para que se pierda el sentido total del contenido que nos interesa que el usuario capte.

A la caza de una buena canción

Y ahora es cuando pones los ojos en blanco y nos sueltan “¿pero no me estáis diciendo que la gente no clica en el vídeo sino que aprovecha para verlo con la reproducción automática que te ofrecen las redes?”. Sí, hemos dicho eso pero NO HEMOS DICHO que no hayan otros tantos miles de usuarios que quieran consumir un vídeo con todas las de la ley. Esto es: clicando sobre él y entendiendo su sentido de principio a fin con su audio en toda regla.

En este punto la música no sólo es crucial sino que puede marcar el éxito o fracaso de nuestra pieza de vídeo. Ahí va la prueba: hace unos 25 años se hizo un estudio de campo que consistía en llenar una sala de cine con gente que sentía pavor con las películas de terror.

La cinta a emitir era IT, escrita por Stephen King y dirigida por Tommy Lee Wallace. El experimento pasaba por reproducir el film sin sonido, sin audio y sin música para ver qué reacciones tendría la audiencia, sobre todo en las escenas más terroríficas. El resultado fue sorprendente ya que el 100% de los invitados a la prueba de campo confesó no haber sentido ni un mínimo sobresalto.

Con esta prueba sobre la mesa podríamos concluir que un vídeo cuya música “hace parte del trabajo” puede llegar a quedar en absolutamente nada si optamos por la música equivocada o por la ausencia de la misma.

Adiós intro. Hola outro

Vivimos en la era del autobombo y eso lleva a que caigamos en un error de primaria en esto de querer lanzarnos al mundo de los vídeos para redes: no, ni tu logo ni tu intro molona (esa por la que has pagado un pastizal) sirven para nada más que para espantar a la audiencia. Deja tu lado EGO al otro lado de la cama y preocúpate por lanzar en los primeros 20 segundos del vídeo aquello que quieres que cale en el coco de tu audiencia.

Conclusión: Hacer un vídeo para tu marca o para servicio no sólo es efectivo sino que servirá para elevarte a ese templo de «empresas que apuestan por el producto más pro del momento». Eso sí, piensa que es la forma más directa (y la única en movimiento) en la que van a acceder a lo que realmente eres así que sí, toca currárselo un poco o apostar por la experiencia de empresas que -como la nuestra- ofrecen servicios de producción audiovisual. Aunque no dudamos ni un ápice de tu creatividad y valía queremos que sepas que estamos al otro lado para ayudarte en lo que necesites y para muestras nuestro correo directo [email protected]

@MadammeRox

@MadammeRox

Compartir:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin