05 Jul Cómo usar las redes sociales en verano

Redes sociales en veranoTranquilos, seguid sorbiendo juguito de la pulpa de la rodaja de sandía fresca y colorada que os habéis agenciado, esta lectura está 100% adaptada al estado actual de vuestros cerebros tras sucesivas olas de calor. Vamos a aprovechar para inocularos algo de conocimiento útil sobre redes sociales para los meses que nos separan de la vuelta al cole y el cierre de las terrazas más chic de la bahía.

Verano y redes sociales forman un rico tándem que hay que saber aprovechar. Grossen error pensar que podemos desaparecer del mapa en esta época o siquiera relajar la estrategia. Al contrario, los meses estivales deben servirnos para reforzar la conexión con nuestra audiencia y fidelizarla. Lo “único” que hay que hacer -perdón que sonriamos maliciosamente en este punto- es saber lo que espera de nosotros esa audiencia y dárselo, en versión mejorada. Especialidad de la casa, vamos.

Viva el internet móvil y los contenidos visuales

Ya es historia la época en la que irse al pueblo en verano era sinónimo de quedarse totalmente desconectado (salvo en tu caso, Charito, que sabemos que tu pueblo es zona de sombra muy a tu pesar). En la actualidad, la cobertura de Internet tiene niveles bastante aceptables y el roaming ha dejado de costar más que la hipoteca, además de que hay más smartphones y tablets que cucarachas. Todo ello hace que el uso de las conexiones móviles incluso suba durante el estío. Ahí tenemos el por qué hay que cuidar la estrategia en redes sociales durante esta época.

Con el caloret aumenta también el uso de las plataformas sociales más visuales, como Instagram, YouTube, Pinterest e incluso Facebook, en las que compartir fotos y vídeos, así que debemos hacer que nuestro contenido sea eminentemente visual para ir acorde con lo que más gusta. Hay otra ventaja (o desventaja para el que quiera echarse a la bartola) del verano y es que suele haber más interacción con los usuarios. Eso supone que hay que estar atentos a los mensajes, comentarios y contenidos compartidos estemos donde estemos porque reaccionar tarde o no hacerlo es, simplemente, fatal.

La audiencia agradecerá que el tono de nuestros mensajes sea algo más ligero en las ocasiones que se presten. Lo sesudo tiene todo el año para hacerse su hueco: ahora toca más entretener un pelín más, a la vez que -como siempre- se informa de lo que consideremos que pueda resultar de interés para nuestro público y nuestra empresa u organización.

Geolocalizando, que es gerundio

Si no tenemos nuestro negocio geolocalizado, es el momento de hacerlo. Ayer, si es posible. Estamos en un momento del año en el que hay mucha gente de vacaciones y de viaje que hace búsquedas locales y quiere compartir los sitios que visita. No seáis rancios y dejadles que disfruten contándole al mundo que “I was here” y que “‘I’m so cool it hurts” teniendo presencia en redes sociales específicas como FourSquare o en las que permiten marcar la ubicación desde la que se publica (la mayoría).

¿Y qué pasa con los horarios? Pasado San Juan, las noches vuelven a acortarse ligeramente pero me temo que vamos a seguir cenando, saliendo y acostándonos cuando el sol ya lleve rato metidito en su caja durante lo que queda de julio, agosto y, con suerte, septiembre. ¿Qué significa eso? Que más vale que adaptemos los horarios de nuestras publicaciones a los de la gente a la que se dirigen. El ‘prime time’ alcanza incluso más allá de la medianoche algunos días porque los usuarios se conectan más tarde que en otras estaciones del año, pero las mañanitas son también buenos momentos para llegar a ellos.

Lista de ‘to do’ para este verano: untarse crema solar hasta las orejas, intercalar vasos de agua entre mojito y mojito, y mimar nuestros perfiles en redes sociales. Lejos de darle vacaciones a tu community o tu content manager, dales cancha. Siembra, para cosechar. Palabrita de Zinkfo.

 

Natalia Blanes Quist
nataliablanes@zinkfo.com
No Comments

Post A Comment

*