03 Oct Desarrollo web: checklist de lanzamiento de una web

Lanzar una nueva web, como ya comentamos en el último artículo de este blog acerca de la necesidad de revisar el contenido y el diseño web antes de nada, requiere también un especial esfuerzo de control y pruebas por parte del equipo de desarrolladores de la misma.

Tanto si es una web creada sobre plataforma WordPress como con plataforma de desarrollo propio. NO se puede dejar nada al azar por mucho que pensemos que ya hemos repasado la web una y mil veces. Muchas más cosas de las que creemos se nos escapan. Siempre.

La parte de desarrollo web de un sitio nuevo puede esconder problemillas que, a priori son fácilmente solucionables pero que, una vez lanzada la web sin haberlos corregido, pueden lastrar la visibilidad, posicionamiento y funcionamiento de las diferentes páginas que la integran. En esos casos, la inversión que hayas hecho en dicho site estará desaprovechándose. Errores los cometemos todos y hay que subsanarlos antes de que la sangre llegue al río: tratar luego de reposicionar será mucho más complicado. Y exigirá más inversión, de modo que nos costará más amortizar la web.

checklist-basica-programacion-web

Los puntos clave a revisar en una web dentro del apartado de desarrollo del sitio son básicos y sencillos, por lo que no hay excusa: antes de activar la web, conviene dedicar unos días previos a medirlo todo, probar y volver a probar. Aunque se nos siga escapando algo, el porcentaje será menor sin duda y la optimización de la web a posteriori mucho más fácil.

1. Chequear todas las URLs de la web:

Es necesario comprobar que todas y cada una de ellas son amigables para el buscador (que cualquiera puede leerlas y entender lo que se va a encontrar en las páginas a las que llevan esas URLs) y que funcionan correctamente. Una página que se estrene online y devuelva errores es un impedimento claro para el posicionamiento de la misma: el buscador no podrá entrar en ella e indexarla correctamente en su índice. Y si no la indexa, nunca la devolverá en sus páginas de resultados para ninguna búsqueda que haga el usuario. Aunque el SEO implementado en la página esté correcto. Para sitios pequeños, existe una herramienta sencilla y gratuita que se puede utilizar: Screaming Frog SEO Spider que rastrea todas y cada una de las URLs de una web detectando aquellas que dan errores (tanto errores 404 como errores 500). Si la página es muy grande, será necesario hacerse una cuenta de pago para poder usar dicha herramienta.

2. Activar, además de Google Analytics….

… La plataforma para desarrolladores que brinda Google de forma gratuita. Y vincular las dos cuentas. Esta plataforma es la que se debe usar para enviar el sitemap de la nueva web a Google y la que se debe tener de mano para que nuestro programador un par de veces al mes, como mínimo, pueda comprobar qué errores se producen en la navegación de la misma tanto por parte del buscador como del usuario).

Esta consola de trabajo nos dará información también -y muy detallada- sobre las consultas que realiza el usuario que lo llevan finalmente a aterrizar en nuestra web, por lo que es imprescindible tenerla vinculada a Analytics. Para tener un control más global, dado que Google no es el único buscador, sería interesante crear una cuenta también en la plataforma que ofrece Bing -buscador en otros países se utiliza a mayor nivel que en España-.

3. Revisar todo el código y limpiarlo

¿Objetivo? Minimizarlo en la medida de lo posible. Este trabajo de los desarrolladores contribuirá a mejorar la velocidad de carga de la web, que es un punto a favor vital para el posicionamiento y aumento de la visibilidad general de la misma. Minimizar CSS y Javascripts es lo más básico, sobre todo los que se encuentran en la zona llamada above the fold (todo el área de cabecera -head- de cada página de la web).

4. Ojo con los errores 404

Nos los detallará Google en la plataforma para desarrolladores que mencionamos anteriormente. Cuantos más tengamos, con más desconfianza nos verá el buscador y menos veces mostrará nuestra web en resultados. Subirá nuestra tasa de rebote y, en general, las cifras de tráfico caerán.

Hay que revisar que esto no suceda y que, cuando ocurra -porque es muy complicado tener un nivel de 0 errores constantemente-, la página de error que se devuelva al usuario esté customizada: poner un mensaje atractivo con un diseño cuidado acorde con el resto de la web y con enlaces a otras páginas que sí funcionen y que sirvan al usuario para seguir navegando por las otras páginas de la web.

Hay que enviarlo a páginas que les permitan realizar la acción que vienen buscando, de ahí que la web deba tener una telaraña de caminos diversos que puedan llevar siempre a los sitios donde hay más conversión. Y, por conversión, no solo hablamos de ventas: suscripciones a una newsletter, página de contacto con el administrador, etc.

Aquellas páginas que nos ponen en línea directa con el que entra en nuestra web buscando algo. Lo ideal en una página customizada de 404 es poner un sitemap básico de la web con enlaces destacados a dichas páginas o, incluso, meterle un buscador interno para que el usuario rehaga -sin salir de la web- su búsqueda.

5. Cuidar los pequeños detalles

Además de un código limpio, unas URLs correctas, también hay que tener en cuenta las cosas que pueden generar buena imagen y contribuir a la confianza del nuevo usuario hacia nuestra web. Una pequeña imagen como es la del Favicon (ese logo en miniatura que sale en la ventana del navegador junto al título de la página de la web en la que aterrizamos) es una buena forma de decir al usuario que mimamos hasta lo más mínimo dentro de nuestra plataforma, al tiempo que, para nuestro negocio, eso nos ayudará en el branding.

Estas comprobaciones y arreglos previos al lanzamiento de la web influyen directamente en el SEO, aunque ese apartado lo veremos en el próximo artículo con más detalle. Todas las fases y elementos que integran una web conforman un engranaje que solo funcionará correctamente si cada pieza está en su lugar. De ahí que toda comprobación sea siempre bienvenida.

Una vez que la web se lance, de hecho, no deben dejar de realizarse test de funcionamiento periódicos, en los que deberemos comprobar los datos de flujo de visitantes que nos brinda Analytics: por qué páginas entran los usuarios, cuál es su recorrido dentro de la web a partir de ahí, en qué páginas perdemos más usuarios, cuántos pasos les lleva llegar a las páginas de nuestra web donde se realiza la conversión…

Toda la información que podamos recopilar de ahí nos servirá para ir optimizando y mejorando el sitio (aunque ya esté online) de una forma natural, lo cual -a medio y largo plazo- nos lo agradecerá el buscador colocándonos en mejores posiciones dentro de sus páginas de resultados.

Si estás pensando en crear una web de cero, consulta antes con nuestro departamento de desarrollo y diseño web. Teniendo muy claras las ideas desde el principio permitirá reducir los tiempos de creación del sitio y la fiabilidad del mismo. Además, al poder hacer un desarrollo integral, tanto de estructura web como de contenido, de programación y de diseño, la gestión de la web será mucho más sencilla y las inversiones posteriores en mejoras más reducidas y efectivas. Contacta con nosotros y te diseñaremos un presupuesto a medida para lanzar tu web.

Eva Diz
evadiz@zinkfo.com

Aunque en su DNI pone que es gallega, Eva es ciudadana del mundo. No sólo es la máster en Posicionamiento Web de ZinKfo sino que su pluma periodística ha pasado por EFE, La Voz de Galicia, RNE, Europa Press o 20 Minutos entre muchos otros.

No Comments

Post A Comment

*